INFORME FAILURE TO YIELD (cae la ganancia) sobre la producción transgénica de granos

DATOS CIENTIFICOS DEMUESTRAN QUE, AUN EN LO AGRONÓMICO, EL MODELO TRANSGÉNICO NO ES EFICIENTE

Experto en genética asegura que los transgénicos han fallado.

Para acceder al PDF del informe completo en ingles Informe FAILURE TO YIELD (572)

Durante años, la industria biotecnológica ha pregonado que va a alimentar al mundo, con la promesa de que sus cultivos genéticamente modificados producen rendimientos más altos. Esa promesa ha demostrado ya haber fallado.

De acuerdo con el informe “Failure to yield” (Falla en las ganancias) realizado por la organización Union of Concerned Scientists (Unión de Científicos Preocupados), UCS por sus siglas en inglés, elaborado por expertos encabezados por Doug Gurian-Sherman en marzo de 2009.
El documento señala que a pesar de 20 años de investigación y 13 años de comercialización, la ingeniería genética no ha logrado aumentar significativamente los rendimientos de los cultivos en Estados Unidos.
Failure to yield el es el primer informe realizado donde se evalúa cuidadosamente el efecto global que la ingeniería genética ha tenido en los rendimientos de los cultivos en relación con otras tecnologías agrícolas.

Failure to yied (cae la ganancia), el modelo impuesto no es tan eficiente; pero se fortalece con el lobby de los productores de semillas, de agrotóxicos, comercializadores internacionales y especuladores financieros


Se examinaron dos docenas de estudios académicos de maíz y soya, los dos principales granos modificados genéticamente en los Estados Unidos.
Basándose en esos estudios, el informe de la UCS concluye que la ingeniería genética a herbicidas y a la soya y al maíz ambos tolerantes a los herbicidas, no han aumentado los rendimientos.
El maíz Bt resistente a insectos, los rendimientos por su parte, han mejorado sólo ligeramente. El aumento de los rendimientos de los cultivos en los últimos 13 años, según el informe, se debió principalmente a la cría tradicional o mejoras en las prácticas agrícolas.
El informe de la UCS se produjo en un momento de alzas de precios y la escasez de alimentos localizadas en todo el mundo, lo cual ha llevado a las llamados a incrementar la productividad agrícola, o el rendimiento, que es la aportación de un cultivo producido por unidad de tierra durante un período de tiempo especifico.
Las empresas de biotecnología sostienen que la ingeniería genética es esencial para alcanzar dicho objetivo. Monsanto, por ejemplo, tiene actualmente en marcha una campaña de publicidad donde alerta de una creciente población mundial y afirma que sus semillas avanzadas aumentan significativamente los rendimientos de los cultivos.
El informe de UCS desmiente tal afirmación, concluyendo que la ingeniería genética es poco probable juegue un papel importante en el aumento de la producción de alimentos en el futuro previsible.
La industria de la biotecnología ha estado prometiendo un mejor rendimiento desde mediados de la década de 1990, pero Failure to yield señala que la industria ha estado llevando a cabo ensayos de campo de genes para aumentar las cosechas durante 20 años sin resultados significativos.
Failure to yield hace una distinción fundamental entre el rendimiento potencial y el rendimiento operativo, dos conceptos que a menudo se confunden por la industria y son incomprendidos por otros.
Rendimiento intrínseco se refiere a la capacidad de producción final de un cultivo en las mejores condiciones posibles. Rendimiento operativo se refiere a los niveles de producción tras las pérdidas debido a plagas, la sequía y otros factores ambientales.
El estudio examinó los logros de rendimiento intrínseco y operativo de los tres más comunes granos alterados genéticamente, cultivos alimentarios y forrajeros en los Estados Unidos: la soya tolerante a herbicidas, maíz tolerante a herbicidas y el maíz resistente a insectos (conocido como Bt, porque está elaborado a partir de la bacteria Bacillus thuringiensis, cuyos genes permiten el maíz resistir a varios tipos de insectos).
La soya tolerante a herbicidas, maíz tolerante a herbicidas, y maíz Bt no han logrado aumentar el rendimiento intrínseco, según el informe.
La soya tolerante a herbicidas y el maíz tolerante a herbicidas tampoco han logrado aumentar el rendimiento operativo, en comparación con los métodos convencionales.
Mientras tanto, el informe encontró que el maíz Bt sería el único que podría proporcionar una ventaja en el rendimiento marginal, que sería de entre de 3 y 4 por ciento más que las prácticas convencionales.
Desde que el maíz Bt se empezó a comercializar en 1996, su ventaja en el rendimiento promedió un incremento en el rendimiento de 0,2 a 0,3 por ciento por año.
Para poner esta cifra en el contexto, en general los rendimientos de maíz estadounidense durante las últimas décadas tienen anualmente un promedio de un aumento de aproximadamente del uno por ciento, que es considerablemente más de lo que el maíz Bt y sus características han proporcionado.
Además de la evaluación de registro de la ingeniería genética, Failure to yield considera el papel potencial de la tecnología en el aumento de la producción de alimentos durante los próximos decenios.
El informe no descarta la posibilidad que la ingeniería genética eventualmente contribuya a aumentar los rendimientos de los cultivos.
No obstante, sugieren que no tiene mucho sentido apoyar a la ingeniería genética a expensas de las tecnologías que han demostrado aumentar sustancialmente los rendimientos, especialmente en muchos países en desarrollo.
Además, estudios recientes han demostrado que los métodos de la agricultura ecológica y otros similares que reduzcan al mínimo el uso de plaguicidas y fertilizantes sintéticos, pueden dar más rendimiento en los cultivos dobles de bajo costo sobre todo para los agricultores en regiones en desarrollo, como el África subsahariana.
El informe recomienda que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y las agencias estatales del sector agrario, aumenten la investigación, y las universidades y el desarrollo se enfoquen hacia la eficacia probada para aumentar los rendimientos de los cultivos.
Esos enfoques deben incluir plantas convencionales, modernos métodos de cultivo, la agricultura sostenible y orgánica, y otras prácticas agrícolas sofisticadas que no requieran a los agricultores a pagar por adelantado los costos significativos.
El informe también recomienda que las organizaciones de ayuda de alimentos del vecino país hagan más prometedoras y accesibles las alternativas disponibles para los agricultores en los países en desarrollo.
“Si vamos a avanzar en la lucha contra el hambre debido a la superpoblación y el cambio climático, tendremos que aumentar los rendimientos de los cultivos”, dijo el Gurian-Sherman.
Gurian-Sherman es Dr. Gurian-Sherman, ingeniero en alimentos y programas ambientales, egresado de la Escuela de Recursos Naturales de la Universidad de Michigan. Tiene además una mestría y un doctorado sobre temas agrarios por la Universidad de California en Berkeley. Es un reconocido experto en el campo de la ingeniería genética.
Trabajó en la Environmental Protection Agency (EPA), la Agencia de Protección al Ambiente, de Estados Unidos, donde fue el responsable de la realizar políticas en biotecnología relacionadas con los riesgos de los transgénicos en la salud de las personas y en el ambiente.
Ante de unirse a la EPA, trabajó en el departamento de Biotecnología de la Oficina de Marcas Registradas y de Patentes de los Estados Unidos.

 

http://www.sapi.gob.ve/index.php/-noticias/159-experto-en-genetica-asegura-que-los-transgenicos-han-fallado

 

Esta entrada fue publicada en Artículos destacados, Noticias, Sistemas Productivos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a INFORME FAILURE TO YIELD (cae la ganancia) sobre la producción transgénica de granos

  1. Pingback: Mitos y Verdades: ¿Cuánto rinde la Soja? - Juicio a la Fumigación

  2. ameblo dice:

    Terrific put up, I’ll invite my pal to learn this

  3. Pingback: Alihuen » El consumo de agrotóxicos en Argentina aumenta continuamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *