Peligroso agrotóxico teratogénico usado contra mosquitos afecta la salud humana y la biodiversidad.

Se está utilizando experimentalmente en Córdoba para evitar multiplicación de mosquitos. 

En vísperas del día Mundial de la Salud es preciso reafirmar que, en cuestiones de Salud Colectiva, la prioridad es conservar o cuidar la salud de la población y no solo atender la enfermedad.

En este sentido, la Red Universitaria de Ambiente y Salud / Médicos de Pueblos Fumigados, nos vemos obligados a dirigirnos a toda la comunidad para alertarla sobre un ensayo biológico que se está desarrollando desde el mes de marzo en las ciudades de Rio Cuarto, Villa María, San Francisco, Jesus Maria, Marcos Juarez, Salsipuedes y La Para (con intenciones de implementarlo en toda la Provincia) denominado: “Nuevas estrategias para la vigilancia y el control de mosquitos transmisores de enfermedades virales en Córdoba”.

Estas acciones, que son conocidas perfectamente por las autoridades municipales que firmaron convenios consentidos de colaboración y fueron anunciadas públicamente por el Ministro de Salud provincial Dr. Francisco Fortuna, el Ministro de CyT de la Provincia Dr. Walter Robledo, por autoridades del CONICET, el Dr. Tomás Ameigeiras del Ministerio nacional de CyT y el investigador David Gorla, director del proyecto, parecen estar motivadas por el loable objetivo de disminuir el riesgo de trasmisión de enfermedades trasmitidas por mosquitos entre los vecinos de su comunidad. Lamentablemente la intervención se sustenta en la utilización de una agrotóxico larvicida muy peligroso y cuestionado a nivel mundial, el Pyriproxyfeno. Llamativamente esta investigación no presentaba, al momento del comienzo de su implementación, aprobación por Comité de Bioética y no se realizan Consentimientos Informados con los vecinos a los que se les coloca ovitrampas en sus domicilios.

En los frentes de los domicilios de numerosos barrios de estas ciudades se colocaran pequeñas trampas (ovitrampas) conteniendo agua y Pyriproxyfeno. La intención es que cuando las hembras del mosquito Aedes spp intenten realizar la postura de sus huevos en estos recipientes, gránulos de Pyriproxyfeno se adhieran a las patas del insecto para ser luego transportado por ésta a otros recipientes o cacharros existentes en el domicilio o su periferia, para así envenenar el agua e impedir que allí se desarrollen larvas y surjan mosquitos adultos ya que pequeñas concentraciones de la sustancia resultan muy potentes. El objetivo sería que en las cercanías haya una reducción muy significativa de la abundancia de mosquitos.

El reparo de muchos científicos sobre el uso del Pyriproxyfeno estriba en que dicha sustancia no resulta inocua; es empleado como agrotóxico para el control de insectos en cultivos de cítricos y granos donde actúa como un inhibidor del desarrollo en las larvas, alterando la muda o metamorfosis (huevo → larva → pupa → adulto) mediante la generación de alteraciones en este proceso. Este efecto lo logra porque es un análogo químico de la hormona juvenil de los insectos que regula este desarrollo y Pyriproxyfeno lo altera de tal manera que provoca malformación, muerte o incapacidad del mosquito. Sustancias químicamente similares como el Metapreno se conoce que producen el mismo efecto en animales superiores, incluso en el hombre. Y muy recientes investigaciones (2016, 2017 y 2018) han confirmado que Pyriproxyfeno genera malformaciones congénitas en modelos de vertebrados (ya no solo en insectos) que incluyen procesos idénticos a los del desarrollo embriológico de los humanos, como se sospechaba pero no había pruebas que hoy ya están disponibles.

Lo más grave es que Piriproxifeno fue aplicado en el agua potables de favelas del nordeste de Brasil desde el año 2014, antes de la epidemia de Zika de los años 2015 y 2016 y hoy muchos médicos e investigadores admiten que las causas de la gran cantidad (2000 casos) de niños que nacieron con microcefalias en esa zona están tanto o más vinculadas a la exposición a Pyriproxyfeno de sus madres que a la infección con el virus del ZIKA (solo en 15% de las microcefalias se pudo reconocer la infección viral como antecedente).

microcefaliasNos parece una medida muy temeraria que  vecinos de estas importantes ciudades estén expuestos a este poderoso veneno capaz de producir malformaciones durante el embarazo.

Por otro lado, el conocimiento científico actual reconoce que esta intervención no se ha reconocido efectiva, fuera de ensayos muy controlados, en disminuir el número de nuevos enfermos de dengue adonde se puso en práctica en forma ambientalmente abierta como la que se está desarrollando en estas ciudades de la Provincia;  lo que la convierte en, además de peligrosa, en una estrategia de dudosa eficacia.

Por estas razones es que nosotros, les rogamos a las autoridades que se suspenda este ensayo biológico, que no se coloquen los recipientes con venenos por doquier como está planificado, y se evite agravar la contaminación y el riesgo para las personas, sobre todo las embarazadas y las mujeres en edad reproductiva.

Hemos elaborado una Nota Técnica: Compresión del impacto sanitario y ambiental del uso de Pyriproxyfeno en estrategia actual de control de vectores, que contiene toda la información que el conocimiento científico vigente nos pone al alcance, con todos los trabajos de investigación y publicaciones (paper) sobre los cuales nos fundamentamos para EMITIR esta ALARMA. Nota técnica que esta accesible en nuestra página WEB: Reduas.com.ar.

Hemos hecho un llamamiento al Defensor del Pueblo  para que interceda en preservar el Derecho a la Salud de los cordobeses y, por si quedaran dudas con respecto a la peligrosidad de este ensayo biológico, debe exigirse el cumplimiento del Principio Precautorio que establece nuestra legislación. También hemos enviado Cartas a los intendentes de estas comunidades solicitando que impidan la diseminación de Pyriproxyfeno en sus pueblos, y que recuerden que 2000 casos de microcefalias en Brasil están vinculados a este veneno, sin contar cuadros más sutiles como autismo o trastornos de aprendizaje.

Por otro lado, pero no menos importante, es preciso destacar que Pyriproxyfeno es una sustancia particularmente tóxica para la biodiversidad afectando a muchos insectos polinizadores y especialmente a las abejas como está fuertemente demostrado.

Nota técnica en: http://reduas.com.ar/nota-tecnica-impacto-sanitario-y-ambiental-del-uso-de-pyriproxyfeno-en-estrategia-actual-de-control-de-vectores/#more-1759

Carta abierta al defensor del Pueblo: Defensor (36)

Carta abierta a los Intendentes: Intendentes pyriproxyfenos (36)

Esta entrada fue publicada en Declaraciones, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *