Autismo y exposición ambiental a agrotóxicos

BMJ, el journal médico más prestigioso del mundo, acaba de publicar una enorme investigación poblacional desde California donde se demostró que la exposición precoz a agrotóxicos, como GLIFOSATO o CLORPIRIFOS, aumenta el riesgo de autismo y deficits del desarrollo intelectual en niños.

La investigación se titula: Exposición prenatal e infantil a pesticidas ambientales y trastorno del espectro autista en niños: estudio de control de casos basado en la población. los detalles para acceder al documento en ingles son: BMJ 2019; 364 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.l962 (Published 20 March 2019) Cite this as: BMJ 2019;364:l962 . los autores son de la Universidad de California.

autismoResumen

OBJETIVO:

Examinar las asociaciones entre la exposición temprana a pesticidas ambientales y trastornos del espectro autista.

DISEÑO:

Estudio poblacional de casos y controles.

LUGAR:

La principal región agrícola de California, el Valle Central, utiliza datos de nacimientos de 1998-2010 de la Oficina de Estadísticas Vitales.

POBLACIÓN:

Se identificaron desde los registros  del Servicio de desarrollo neurologico del Departamento de Salud de California 2961 individuos con diagnóstico de trastorno del espectro autista basado en el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales , cuarta edición, revisada (hasta el 31 de diciembre de 2013), incluyendo 445 con comorbilidad por discapacidad intelectual, que conformaron el grupo de “casos”. Los “controles” surgieron derivados de los registros de nacimiento de los casos y se compararon por sexo y año de nacimiento, se tomaron 10 controles por cada caso (10 : 1 ).

EXPOSICIÓN:

Los datos del “Informe de uso de pesticidas” exigido por el estado de California se integraron en una herramienta del sistema de información geográfica para estimar las exposiciones prenatales e infantiles a los pesticidas (medidos como libras de pesticidas aplicados por acre / mes dentro de los 2000 m desde la residencia materna). Se seleccionaron 11 plaguicidas de alto uso para su examen a priori de acuerdo con la evidencia previa de toxicidad del desarrollo neurológico in vivo o in vitro (exposición definida como siempre vs nunca para cada plaguicida durante períodos específicos de desarrollo).

Medida de resultado principal:

Los odds ratios  con intervalos de confianza del 95% aplicando regresión logística multivariable se utilizaron para evaluar las asociaciones entre la exposición a pesticidas y el trastorno del espectro autista (con o sin discapacidades intelectuales) en la descendencia, ajustando los factores de confusión.

RESULTADOS:

El riesgo de trastorno del espectro autista se asoció con la exposición prenatal al glifosato (cociente de probabilidad 1.16, intervalo de confianza del 95% 1.06 a 1.27), clorpirifos (1.13, 1.05 a 1.23), diazinón (1.11, 1.01 a 1.21), malatión (1.11, 1.01 a 1.22), avermectina (1.12, 1.04 a 1.22) y permetrina (1.10, 1.01 a 1.20). Para el trastorno del espectro autista con discapacidad intelectual, los odds ratios estimados fueron más altos (aproximadamente un 30%) para la exposición prenatal al glifosato (1.33, 1.05 a 1.69), clorpirifos (1.27, 1.04 a 1.56), diazinón (1.41, 1.15 a 1.73), permetrina (1.46, 1.20 a 1.78), bromuro de metilo (1.33, 1.07 a 1.64) y myclobutanil (1.32, 1.09 a 1.60); la exposición en el primer año de vida aumentó las probabilidades de trastorno con discapacidad intelectual comórbida hasta en un 50% para algunas sustancias pesticidas, especialmente para el glifosato (1.60; 1.09 a 2.34)

CONCLUSIÓN:

Los hallazgos sugieren que el riesgo de trastorno del espectro autista en la descendencia aumenta luego de la exposición prenatal a pesticidas ambientales dentro de los 2000 m de la residencia de su madre durante el embarazo, en comparación con los hijos de mujeres de la misma región agrícola sin dicha exposición. La exposición infantil podría aumentar aún más los riesgos de trastorno del espectro autista con discapacidad intelectual comórbida.

Difundimos esta información que nos parece relevante en momentos en que Argentina tiene agua de lluvia con glifosato y se comienza a detectar glifosato en el agua potable de las redes de pueblos y escuelas de zonas fumigadas.-

Esta entrada fue publicada en Artículos destacados, Glifosato, Plaguicidas y Salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *