Leucemia infantil y exposición a pesticidas, Revisión sistematica y meta-análisis

A systematic review and meta-analysis of childhood leukemia and parental occupational pesticide exposure
Wigle DT, Turner MC, Krewski D. Environ Health Perspect. 2009 Oct;117(10):1505-13. Epub 2009 May 19. Centre for Population Health Risk Assessment, University of Ottawa, Ottawa, Ontario, Canada. don.wigle@sympatico.ca

Objetivos: Se realizó una revisión sistemática y meta-análisis de la relación entre leucemia infantil y exposición ocupacional a pesticidas en los padres.

Fuentes de datos: se realizo búsquedas en MEDLINE (1950-2009) y otras bases de datos electrónicas, que produjo la inclusión de 31 estudios.
Extracción de datos: Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron la calidad de cada estudio.

Síntesis de los datos: Se utilizaron modelos de efectos aleatorios para obtener los odds ratios (OR) y el 95% intervalo de confianza (IC). No se encontró asociación entre leucemia infantil en general linfocítica, mieloblástica, etc.) y cualquier exposición ocupacional a pesticidas en el padre: (OR = 1,09, IC 95%, 0.88-1.34), había riesgos elevado ligeramente en subgrupos de estudios con una baja puntuación de calidad total (OR = 1,39, IC 95%, 0.99 a 1.95), con mal definidas las ventanas de tiempo de exposición (OR = 1,36, IC 95%, 1,00-1,85) y la información fue recogida después del diagnostico de la enfermedad en el hijo: (OR = 1,34, IC 95%, 1,05-1,70).

Razon de Ocurrencia (OR) de la relación entre exposición a pesticidas e hilos con leucemia

La leucemia infantil si se asoció con la exposición prenatal ocupacional de la madre a pesticidas (OR = 2,09, IC 95%, 1.51-2.88), esta asociación fue un poco más fuerte para los estudios con alta exposición, y mejor calidad de diseños (OR = 2,45, IC 95%, 1,68 a 3,58) , con puntuaciones más altas de control de factor de confusión (OR = 2,38, IC 95%, 1.56-3.62), ycon exposiciones agrícolas relacionadas (OR = 2,44, IC 95%, 1.53-3.89).

meta-análisis exposición materna a pesticidas y riesgo de leucemia en los hijos.

El riesgo de leucemia infantil también fue elevado para la exposición prenatal de la madre en trabajo con insecticidas (OR = 2,72, IC 95%, 1,47 a 5,04) y herbicidas (OR = 3,62, IC 95%, 1,28 a 10,3).

Conclusiones: La leucemia en la infancia estaba asociado con la exposición ocupacional prenatal en la madre a pesticidas en el análisis combinado de todos los estudios, y en varios subgrupos. Asociaciones con la exposición ocupacional a pesticidas paterna eran más débiles y menos consistentes. Las necesidades de investigación incluyen la mejora de los índices de exposición a los pesticidas, el seguimiento continuado de las cohortes existentes, la evaluación de la susceptibilidad genética, y la investigación básica sobre el inicio de la leucemia infantil y la progresión.

Discusión de los autores con respecto a la interpretación de sus datos:

La leucemia infantil se asocia a polimorfismos genéticos en los genes que codifican enzimas u otras proteínas implicadas en la reparación del ADN, el transporte de membrana, regulación del ciclo celular, y la fase I y II del metabolismo de sustancias químicas tóxicas (Kim et al. 2006). Como se señaló en una reciente revisión (Anderson 2008), las asociaciones entre los cánceres infantiles hematopoyéticos y los polimorfismos genéticos en genes que codifican las enzimas de fase I y II son compatibles con potenciales causas químicas para estos tipos de cáncer. Por ejemplo, el estudio Quebec de leucemia mostro una interacción relativamente grande , en los OR, entre la leucemia infantil con presencia de genes CYP1A1m1 y variantes CYP1a1m2 y la exposición prenatal de pesticidas materna o infantil (Infante-Rivard et al. 1999).

En la mayoría de los casos de leucemia infantil se encuentran gruesas anomalías cromosómicas, incluyendo desplazamientos causados por reparaciones defectuosas de roturas en el ADN de doble cadena. La ruptura de la doble hebra de ADN puede ser causada directamente por las radiaciones ionizantes y ciertos productos químicos mutagénicos o indirectamente por la modulación de enzimas del tipo de la topoisomerasa II.
En análisis de rutina, en muestras de sangre de neonatos, , se encontraron clones de leucemia con translocaciones cromosómicas específicas en niños que más tarde desarrollaron la enfermedad, lo que sugiere que muchos de estos casos se originan en el útero (Gale et al. 1997).
Alrededor de la mitad de todos los casos de leucemia infantil se producen a los 3 años de edad, y la mayoría de los casos probablemente tienen un origen clonal, el desarrollo de una sola célula precursora anormal durante un período de varios meses (Ford et al, 1998;. Ma et al 1999;. Mori . et al 2002; Taub y Ge, 2004).

En un estudio de niños nacidos en una región agrícola con alto uso de pesticidas en las Filipinas, la prevalencia de la translocación t (8; 21) en las muestras de sangre del cordón umbilical fue de 20,5% entre los bebes con niveles detectables en meconio de propoxur (insecticida del grupo de los carbamatos) , en comparación con un 10% entre los niños con niveles no detectables (OR = 2,32, IC 95%, 0,30-57,4;) (Lafiura et al 2007). Parece que clones preleucémicos pueden persistir durante la infancia y que sólo una minoría de las personas desarrollara la leucemia, lo que sugiere que la exposición postnatal podría influir en la progresión (Maia et al. 2004).

La plausibilidad biológica de las relaciones causales entre el cáncer y la exposición a pesticidas se sostienen en las revisiones de la evidencia disponible, sobre todo a partir de estudios con animales. En animales de experimentación, la exposición de hembras embarazadas a los agentes carcinógenos puede producir cáncer en la descendencia (Autrup 1993). Los ratones machos expuestos a radiación ionizante, antes de aparearlos, tuvieron un incremento de roturas en las cadenas de ADN de los espermatozitos y se demostro que sus descendientes tienen un mayor riesgo de cánceres hematopoyéticos (Hoyes et al. 2001).
Entre los humanos, daños en el ADN de linfocitos o espermatocitos fueron detectables mediante el ensayo cometa en personas antes expuestas a clorpirifos y carbaril (Meeker et al. 2004), con la exposición ocupacional al carbofuran (Zeljezic et al. 2007), a múltiples pesticidas (Liu et al. 2006), por trabajar en fabricas de plaguicidas (Bhalli et al. 2006) y por trabajar en la agricultura (Naravaneni y Jamil 2007). Estos estudios sugieren posibles mecanismos de relación entre cánceres hematopoyéticos infantiles y exposición a plaguicidas prenatal materna y preconcepcional paterna.

Para ver el artículo completo haga clik aquí: Exposición a Plaguicidas y Leucemia en los Hijos (1076)

Esta entrada fue publicada en Artículos destacados, Cáncer y plaguicidas, Plaguicidas y Salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *