Porque mueren las abejas

Imidacloprid (Gauchoº) y clotianidina (Pochoº) de Bayer los asesinos seriales de abejas

Desde principios de 1990, los directores de BAYER AG han conocido los riesgos que los plaguicidas neonicotinoides generan para el ambiente. La empresa minimizó los riesgos, presentado estudios deficientes a las autoridades y consideraron a la disminución masiva de las abejas melíferas y de otros polinizadores como “daños colaterales”. Aunque estos ingredientes ya están prohibidos en varios países (Alemania, Francia), la compañía se niega a detener su producción. La seguridad alimentaria está en peligro a causa de descenso de la polinización. La Coalición contra los peligros de BAYER trabaja en apoyo de la campaña “Save the bees”. (nota de prensa 28/09/2012)

Durante veinte años Imidacloprid ha sido uno de los insecticidas más utilizados en el mundo para el campo y los cultivos hortícolas. A menudo se utiliza como aderezo de semillas (curasemilla), especialmente en el maíz, el girasol y la canola.
Imidacloprid se vende bajo los nombres comerciales ‘Gaucho’, ‘Confidor’, ‘Chinook’ y ‘Imprimo’.Es el pesticida más vendido de Bayer, las ventas del año pasado fueron 400 millones de euros. Más de 1,000 toneladas se exportan anualmente a 120 países.

Dado que la protección de patentes para Imidacloprid ha expirado, BAYER trajo un neonicotinoide similar a la del mercado llamado clotianidina (nombres de producto: “Elado ‘,’ Poncho ‘). Las ventas han ascendido a 192 millones de euros el año pasado. La sustancia se utiliza principalmente para el recubrimiento de las semillas de maíz y la colza. -Para eso se la utilizara en la planta gigantesca que Monsanto quiere instalar a 15 km de la ciudad de Córdoba. Argentina-

Advertencias de las Naciones Unidas

Los neonicotinoides son productos químicos sistémicos que se extienden a partir de la raiz a toda la planta y alterar el sistema nervioso de cualquier insecto que entra en contacto con ella. Las neurotoxinas viajar al polen y néctar y puede envenenar a los insectos beneficiosos como las abejas. La utilización de los neonicotinoides coincidió con la aparición de grandes mortandades de abejas, por primera vez en Francia, más tarde también en Italia, España, Suiza, Alemania, Europa del Este, India, EE.UU. y Brasil.

La primavera pasada el Programa de las Naciones Unidas (PNUMA) publicó un informe sobre la mortalidad de abejas en todo el mundo. Los plaguicidas de BAYER figuran allí como una amenaza para numerosos animales. De acuerdo con el informe, “Los insecticidas sistémicos, tales como los utilizados como revestimientos de semillas, que migran desde las raíces a través de toda la planta, hasta llegar a las flores, pueden causar la exposición crónica a tóxicos para los polinizadores no objetivo. Varios estudios de laboratorio químico revelaron alta toxicidad para ellos, como para imidacloprid, clotianidina, tiametoxam  en animales tales como gatos, peces, ratas, conejos, aves y lombrices. Se ha demostrado que estos productos químicos pueden causar pérdidas de sentido de dirección, afectar la memoria y el metabolismo cerebral, y causan la mortalidad de las abejas.

Estudios deficientes

Las abejas de miel polinizan más de 70 % de los cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos del mundo. Ellas polinizan la mayoría de frutas y verduras, incluyendo manzanas, naranjas, fresas, cebollas y zanahorias. La disminución de la población de abejas  tiene efectos graves sobre la seguridad alimentaria y el sustento de los agricultores. – apicultores argentinos de la zona de Bell Ville nos cuentan que en sus colmenas hace unos 7 u 8 años vivian 50.000 abejas hoy tienen menos de 5.000-.

Una evaluación interna de la  Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE.UU describen los estudios presentados por Bayer como “inadecuados”. Según la exposición de la EPA, las abejas, en particular, tienen un riesgo considerable. Debido a que el registro del producto se basa precisamente en estos estudios, estamos exigiendo la eliminación del registro y su retiro del mercado.

Prohibidos en Francia y Alemania
El gobierno francés declaró que el tratamiento de semillas con imidacloprid conduce a importantes riesgos para las abejas. Imidacloprid fue prohibido como tratamiento de semillas de girasol en el año 1999, después que de un tercio de las abejas francesas murieran posteriormente a su uso generalizado. Cinco años después se prohibió también como tratamiento (curasemilla) para el maíz dulce.

En mayo de 2008 los apicultores del sur de Alemania informaron que dos terceras partes de sus colmenas murieron repentinamente. Las poblaciones de Insectos silvestres tambien disminuyeron igual. El gobierno alemán prohibió inmediatamente el uso del pesticidas de Bayer en el tratamiento de semillas de maíz y canola.

Mientras tanto, 1,2 millones de firmas se han recogido para subrayar nuestra demanda de retirar totalmente Gaucho y Poncho. Las firmas fueron entregadas a la Junta Directiva de Bayer en la junta de accionistas reciente. Sin embargo, la gestión continuamente pasa por alto todos los estudios e informes que muestran los peligros y efectos nocivos de los neonicotinoides.

 agregado de REDUAS: En marzo de 2012 la prestigiosa revista científica Science publicó un trabajo en el que se relacionaba la disminución del tamaño de las colonias de abejas y la producción de reinas en colonias del abejorro bombus terrestris alimentadas con nectar y polen de flores con trazas de imidacloprid. (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22461500)

La misma revista Science publicó también otro trabajo en el que relacionaba a otro insecticida de la misma familia del imidacloprid (neonicotinoides), el tiametoxan, con la dificultad de las abejas melíferas para encontrar el camino de regreso a la colmena y por lo tanto producir su despoblamiento (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22461498).

Traducido por Guillermo Luciano (FundaVida)

Coordinación contra los peligros de BAYER (www.cbgnetwork.org/31.html)

Coordinación contra los peligros de BAYER (desde 1983) vigila a la multinacional BAYER y coordina actividades contra la violación de derechos humanos y ambientales por parte de BAYER. Si mandas un mensaje (CBGnetwork@aol.com), recibirás el boletín de noticias KEYCODE BAYER regularmente, via e-mail

 Comité científico

Prof. Juergen Junginger
Prof. Dr. Juergen Rochlitz, químico, ex miembro del Bundestag (Parlamento Federal de Alemania)
Prof. Rainer Roth
Wolfram Esche, procurador legal
Dr. Sigrid Müller, farmacólogo
Eva Bulling-Schroeter, miembro del Bundestag
Prof. Dr. Anton Schneider, biólogo
Dr. Janis Schmelzer, historiador
Dr. Erika Abczynski, pediatra

 

Esta entrada fue publicada en Artículos destacados, Noticias, Organismos Genéticamente Modificados. Transgénicos, Plaguicidas y Salud. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Porque mueren las abejas

  1. Pingback: Las semillas que fabricará Monsanto en Malvinas Argentinas están prohibidas en Europa | Pájaro Rojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *