Trigo transgénico: Glufosinato de Amonio y sus riesgos para la salud humana

El nuevo TRIGO TRANSGÉNICO aprobado en Argentina es resistente al herbicida glufosinato y este veneno llegará como residuo a la mesa de los argentinos en el pan y en las pastas.

Recientemente el gobierno nacional aprobó una nueva semilla de trigo, en este caso la primera semilla transgénica de trigo a la que injertaron en su genoma en forma artificial varios genes no propios de su especie. Entre ellos un gen de girasol que le daría tolerancia a la sequía, una ventaja supuesta que todavía no ha sido verificado en campos de cultivos abiertos; y un gen que le da tolerancia al herbicida GLUFOSINATO de amonio; además de genes marcadores de la transgénia que son genes de resistencia a antibióticos de uso humano.

Lo concreto es que por primera vez en el mundo se promueve el cultivo de trigo transgénico, un trigo que tiene un destino de consumo humano casi exclusivo. Un trigo que podrá ser fumigado intensamente con glufosinato (LibertyR de Bayer) para que no crezcan otras plantas (malezas) en el cultivo que puedan disminuir su rendimiento.

trigo transgénico y harina con glufosinato

trigo transgénico y harina con glufosinato

Como actúa en glufosinato?

Glufosinato, que es estructuralmente análogo al glutamato o acido glutámico, inhibe irreversiblemente la enzima glutamina sintetaza necesaria para la producción de glutamina y para capturar nitrógeno disminuyendo el amonio corporal. La glutamina es un amino acido componente fundamental de las proteínas vegetales y animales.

La aplicación de glufosinato a las plantas conduce a niveles reducidos de glutamina y elevados de amonio en los tejidos, deteniendo la fotosíntesis y ocasionando la muerte de la planta. Niveles elevados de amoníaco son detectables dentro de la hora posterior a la aplicación.

Glufosinato es un veneno natural que producen algunas cepas de bacterias estreptomyces del suelo, actúa como un antibiótico que secretan para afectar a otras bacterias vecinas permitiendo la supremacía de estas cepas, que no sufren ningún daño porque tienen dos enzimas que convierten al glufosinato en un metabolito inerte (N-acetil-glufosinato o NAG).

Estas enzimas que metabolizan el glufosinato son generadas por dos genes que componen el genoma de las bacterias: pat gen y bar gen. Estos genes son los que son introducidos en el trigo y ahora cuando se fumigué el trigo, los solventes y surfactantes del Liberty transportaran el glufosinato de amonio a través de toda la planta, donde las enzimas lo convierten principalmente en NAG. De esta manera, la planta «detoxifica» al herbicida y vive, mientras las malezas circundantes mueren.

El problema es que el NAG, que no está presente naturalmente en las plantas, permanece en ellas y se acumula con cada pulverización subsiguiente. De manera que, cuando nos alimentamos con estos cultivos GM, también consumimos N-acetil-glufosinato. Y hay estudios que encuentran la reconversión del NAG a glufosinato por acción de bacterias en el intestino de ratas y de cabras1,2, por lo que es muy probable que no solo ingiramos glufosinato como el residuo que quedo sobre el trigo, sino que también recorvitamos NAG a glufosinato activo dentro de nuestro cuerpo.

Toxicidad

Glufosinato de amonio al ser estructuralmente análogo al glutamato interfiere y afecta las actividades del glutamato como neurotransmisor del impulso nervioso a nivel de áreas específicas del cerebro humano. Está demostrado que altera la integridad de la pared ependimaria en la zona ventricular-subventricular y altera en el cerebro en desarrollo la diferenciación neuroglial de las células madre neurales3. La evidencia es muy fuerte sobre el carácter neurotóxico del Glufosinato, estudios de imágenes de resonancia nuclear demuestran que se genera daño tisular en 7 regiones del cerebro en ratas incluso a los niveles más bajos de exposición4.

Su toxicidad es mucho mayor en los cerebros en desarrollo prenatal y posnatal. Según Yoichiro Kuroda, principal investigador del proyecto japonés denominado «Efectos de las Alteraciones Endocrinas en el Desarrollo del Cerebro», el glufosinato actúa como un “falso neurotransmisor». La exposición de un bebé o un embrión puede afectar la conducta, porque el químico perturba las funciones genéticas que regulan el desarrollo del cerebro5, puede debilitar la estructura básica del cerebro en desarrollo y causar cambios permanentes que conducen a una amplia gama de efectos de por vida en la salud y / o el comportamiento. Incluso publicaciones científicas informan comportamientos similares al autismo en ratas expuestas a dosis muy bajas en forma pre y posnatal6.

Estudios en renacuajos demuestras genotoxicidad generada por glufosinato y su forma comercial Libertyo, a bajas dosis se detectan micronúcleos y anormalidades nucleares. La genotoxicidad presume riesgos reproductivos y generación de enfermedades oncológicas en las personas expuestas a este herbicida7.

trigo glu 2

Prohibición europea del glufosinato

Hay evidencias claras e inobjetables en contra de la inocuidad del  glufosinato que han llevado a que la Unión Europea disponga la prohibición de la extensión de la licencia de comercialización de dicho pesticida a partir del 13 de Noviembre de 2013. Concretamente la Unión Europea en el Reglamento de Ejecución 365/2013 con fecha 22 de abril de 2013 por el que se modifica el Reglamento de Ejecución (UE) n o 540/2011 en lo relativo a las condiciones de aprobación de la sustancia activa glufosinato dispuso: «Con arreglo a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n o 1107/2009,los Estados miembros modificarán o retirarán, si procede, las autorizaciones vigentes de productos fitosanitarios que contengan la sustancia activa glufosinato a más tardar el 13 de noviembre de 2013.»

El glufosinato de amonio es un pesticida tóxico, y su utilización representa un serio riesgo al ambiente y a la salud humana; según estudios de evaluación de riesgos llevados adelante por el ente europeo de control ambiental: EFSA (encargado a Suecia), el Glufosinato causa daños a insectos en zonas circundantes y no está asegurada su inocuidad alimentaria, todo lo contrario resulta muy peligroso para los consumidores al ingerir alimentos que contengan residuos del herbicida8. Esta evaluación se completó en 2005.

En su reporte la EFSA llego a las siguientes conclusiones en relación al glufosinato de amonio:

1) Los niveles de residuos tóxicos en patatas fumigadas con glufosinato representaban un riesgo grave para los niños de corta edad;

2) Se habían identificado altos riesgos para los mamíferos;

3) Los agricultores que utilizaban glufosinato en se vieron expuestos a niveles tóxicos no seguros, incluso con el uso de indumentaria protectora; y se había identificado un alto riesgo para insectos y plantas silvestres, incluso fuera de los terrenos fumigados, lo cual podría con llevar una seria pérdida de biodiversidad.

El estudio de la EFSA del año 2005 concluye de modo determinante que “el efecto crítico del glufosinato de amonio es un efecto profundo sobre la toxicidad reproductiva”.

Poco tiempo antes de la prohibición europea Bayer había retirado su glufosinato Libertyo del mercado aunque había concluido una nueva planta industrial para fabricar glufosinato en Huert cerca de Colonia, Alemania, para exportar a países fuera de la Unión Europea.

Glufosinato en el ambiente

Este herbicida es altamente soluble en agua y no es degradado por fotólisis o hidrólisis en agua. La vida media en agua es> 300 días; muy persistente y preocupante en momentos que se multiplican informes de contaminación de las fuentes subterráneas de agua para consumo humano con pesticidas en la Argentina.

Su persistencia del suelo se extiende como, el glifosato, casi en 120 días. En la evaluación de la EFSA de 2005 ya citada se concluye que es muy difícilmente biodegradable y en el aire tiene baja volatilidad.

Esta amplia difusión ambiental explica porque Aris y colaboradores en 2011, publicaron en la revista médica Toxicology Reproductive que encontraron Glufosinato y su principal metabolito en sangres de mujeres embarazadas y no embarazadas habitantes de Quebec, interpretando que procedían de residuos del herbicida contenidos en alimentos procesados desde maíz transgénico9. Es decir, ya con cultivos de maíz resistente a glufosinato se encontraba en tóxico en embarazadas, con trigo este riesgo será mucho mayor.

Conclusión

Glufosinato de amonio es un peligro inaceptable para la salud colectiva, sobretodo la salud infantil, la contaminación alimentaria en derivados del trigo, aun a muy bajas concentraciones, presupone aumentos en las prevalencias de Trastornos Generales del Desarrollo infantil del tipo autistas, malformaciones congénitas sobretodo del sistema nervioso central y riesgo creciente de cánceres para la población.-

Referencias

1- STEINBRECHER, Ricarda A., “Risks associated with ingestion of Chardon LL maize, The reversal of N-acetyl-L- glufosinate to the active herbicide L-glufosinate in the gut of animals”, Chardon LL Hearing, mayo de 2002, Londres.

2- HUANG, M.N. y SMITH, S.M. 1995b. “Metabolism of [14C]-N-acetyl glufosinate in a lactating goat”. AgrEvo USA Co.Pikeville, PTRL East Inc., USA. Project 502BK. Study U012A/A524.

3- Feat-Vetel J, Larrigaldie V, Meyer-Dilhet G, Herzine A, Mougin C, Laugeray A, Gefflaut T, Richard O, Quesniaux V, Montécot-Dubourg C, Mortaud S. Multiple effects of the herbicide glufosinate-ammonium and its main metabolite on neural stem cells from the subventricular zone of newborn. NeuroToxicology. Volume 69, December 2018, Pages 152-163.

4- Meme Sandra, Calas André-Guilhem, Montécot Céline, Richard Oliver, Gautier Hélène, Gefflaut Thierry, Doan Bich Thuy, Même William, Pichon Jacques, Beloeil Jean-Claude. MRI characterization of structural mouse brain changes in response to chronic exposure to the glufosinate ammonium herbicide. Toxicological Sciences, Volume 111, Issue 2, October 2009, Pages 321–330.   

5- Watanabe T and Iwase T. “Development and dymorphogenic effects of glufosinate ammonium on mouse embryos in culture”. Teratogenesis carcinogenesis and mutagenesis, 1996, Vol. 16, Nº. 6, págs. 287-299.

6- Laugeray A, Herzine A, Perche O, Hébert B, Aguillon-Naury M, Richard O, Menuet A, Mazaud-Guittot S, Lesné L, Briault S, Jegou B, Pichon J, Montécot-Dubourg C and Mortaud S (2014) Pre- and postnatal exposure to low dose glufosinate ammonium induces autism-like phenotypes in mice. [Frontiers in Behavioral Neuroscience. 8: 390.]

7- Lajmanovich RC; Cabagna-Zenklusen MC; Attademo AM; Junges CM; Peltzer PM; Bassó A; Lorenzatti E. Induction of micronuclei and nuclear abnormalities in tadpoles of the common toad (Rhinella arenarum) treated with the herbicides Liberty® and glufosinate-ammonium. Mutation Research/Genetic Toxicology and Environmental Mutagenesis. Volume 769, 15 July 2014, Pages 7-12.

8- EFSA 2005. Conclusion regarding the peer review ofthe pesticide risk assessment of the active substance glufosinate finalised:14. March2005 EFSA Scientific Report 27: 1-81. https://efsa.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.2903/j.efsa.2005.27r

9- Aris, A.; Leblanc, S. (2011). “Maternal and fetal exposure to pesticides associated to genetically modified foods in Eastern Townships of Quebec, Canada”. Reprod Toxicol.  May 31(4):528–533. doi: 10.1016/j.repro-tox.2011.02.004. Epub 2011. Feb. 18. DOI: 10.1016 / j.reprotox.2011.02.004

Argentina, 31 de Octubre 2020

Dr. Medardo Avila Vazquez

Médico Pediatra y Neonatólogo

Docente Cátedra de Clínica Pediátrica

Facultad de Ciencias Médicas,

Universidad Nacional de Córdoba

Coordinador Red Universitaria de Ambiente y Salud

Médicos de Pueblos Fumigados

www.reduas.com.ar

medardoavilavazquez@unc.edu.ar

+54 9 351 5915933

 

 

Esta entrada fue publicada en Artículos destacados, Organismos Genéticamente Modificados. Transgénicos, Plaguicidas y Salud. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Trigo transgénico: Glufosinato de Amonio y sus riesgos para la salud humana

  1. Elias Arrieta dice:

    Hola, soy medico de un pueblo rural, con alto nivel de exposicion a agrotoxicos, me estuve intentando comunicar con ustedes mediante «Contactos», pero no me envia el mail. voy a comenzar una investigacion en el pueblo, si pueden contactense conmigo por mail. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *